Artroscopia de Cadera: Cirugía de última generación

La artroscopia de cadera es uno de los procedimientos más innovadores dentro de la cirugía ortopédica y traumatológica. El desarrollo de técnicas altamente especializadas en los últimos años han creado nuevas opciones para los pacientes con dolor, lesiones y artrosis incipiente en la cadera.

Esta técnica permite a los atletas regresar a sus actividades deportivas, trabajadores retornar a sus actividades laborales y recreativas y en ocasiones prevenir o al menos retrasar la necesidad de cirugías más invasivas como son las prótesis de caderas (reemplazo articular).
Las lesiones en la cadera se pensaron por mucho tiempo como exclusivas del paciente anciano, pero en realidad son extremadamente comunes en paciente de todas las edades. El paciente joven con problemas de cadera puede haber pasado sin diagnóstico acertado por años, confudiendo estos problemas con hernias, ciáticas, problemas de columna lumbar entre otras. Afortunadamente, con un diagnóstico e indicación correcta, muchos pacientes con problemas de cadera son candidatos para resolver sus problemas de manera mínima invasiva por medio de la “artroscopia de la cadera”.
El Procedimiento
La artroscopia de la cadera es realizada a través de muy pequeñas incisiones y usando  una cámara para mirar dentro de la articulación . Múltiples procedimientos son realizados por medio de instrumentos especializados: roturas o reconstrucciones de labrum, lesiones de cartílago, correciones de deformidades óseas entre otras. La cirugía puede ser planificada de manera ambulatoria y su duración aproximada es de 90 minutos.
Recuperándose de la cirugía
La artroscopia de la cadera es generalmente un procedimiento ambulatorio, con dolor post operatorio mínimo. En promedio, amerita de entre 2 a 4 semanas de uso de muletas para proteger el trabajo hecho en cirugía. La gran mayoría de los paciente pueden comenzar con bicicleta estática el día siguiente de la cirugía junto a sesiones de rehabilitación y fisioterapia. La vuelta al trabajo puede lograrse luego de una semana, dependiendo del tipo de trabajo, y los atletas pueden aspirar estar de vuelta a sus deportes luego de tres a seis meses.

Dr David Maldonado

Cirugía Artroscópica de Hombro, Cadera y Rodilla

Reemplazos Articulares

Medicina Deportiva

Instagram @traumatologoaldia

Twitter @traumatologoald
Facebook Traumatólogo al día