Lesión de labrum o rodete acetabular

El labrum o rodete acetabular es un tejido especializado de consistencia cartilaginosa que se distribuye alrededor del borde acetabular, aumentado su superficie y concavidad permitiendo sellar la articulación para lograr una estabilidad casi perfecta.

Existen situaciones que predisponen a una lesión labral, como por ejemplo lesiones deportivas; variaciones anatómicas muy sútiles como el pinzamiento femoroacetabular; las displasias de caderas, que cursan generalmente con rodetes labrales muy hipertrofiados y que pueden también lesionarse.

Las lesiones pueden ser por arrancamiento o degenerativas, sus síntomas son muy similares a los del pinzamiento femoroacetabular, de hecho, ambas patologías están muy relacionadas entre sí, ya que generalmente toda lesión de pinzamiento femoroacetabular cursa con daño labral por microtraumatismo directo crónico.

Si fallan las medidas no quirúrgicas como reposo y protocolos de rehabilitación y fisoterapia, la opción quirúrgica a través de cirugía artroscópica o mínimamente invasiva es una alternativa excelente que permite la curación de la lesión.