Infiltraciones intra-articulares de cadera

Lo utilizamos en pacientes jóvenes con artrosis incipientes a moderadas, que no califican aún para reemplazo de cadera. La infiltración consiste en aplicación de viscosuplementación (derivados de ácido hialurónico) y plasma rico en plaquetas (PRP) directamente en la articulación y bajo visión fluoroscópica (rayos x en vivo). La idea es mejorar la lubricación de la cadera y en cierta medida mejorar el ambiente de autoreparación de la cadera con los factores de crecimiento provenientes del PRP. En la mayoría de los casos no es una solución definitiva, pero sí funciona para mejorar la calidad de vida mejorando los síntomas y demorando el momento, en meses o años, de una cirugía de cadera.

Este tipo de infiltraciones son realizadas en quirófano, debido a que amerita sedación y monitoreo del paciente.