Artroplastia de hombro

Nombres alternativos: Artroplastia total del hombro; Reemplazo endoprotésico del hombro; Reemplazo parcial del hombro; Artroplastia parcial del hombro;

Reemplazo del hombro

Es la cirugía para reemplazar los huesos de la articulación del hombro con partes articulatorias artificiales.

Descripción

Usted recibirá anestesia antes de esta cirugía. Se emplean dos tipos de anestesia:

Anestesia general, lo cual significa que usted estará inconsciente y no podrá sentir dolor.

Anestesia regional para insensibilizar el brazo y el área del hombro, de manera que usted no sienta ningún dolor en esa área. Si le colocan anestesia regional, también le darán un medicamento para ayudarlo a relajarse durante la operación.

El hombro es una enartrosis. El extremo redondo del hueso del brazo encaja dentro de la abertura en el extremo del omóplato. Este tipo de articulación le permite mover el brazo en la mayoría de las direcciones.

Para el reemplazo total del hombro, el extremo redondo del hueso del brazo se reemplazará con una caña o vástago artificial que tiene una cabeza de metal redondeada. La parte de la cavidad del omóplato se reemplazará con una cubierta plástica y lisa (recubrimiento) que se sostendrá en el lugar con un cemento especial. Si sólo 1 de estos 2 huesos necesita ser reemplazado, la cirugía se denomina artroplastia parcial del hombro o hemiartroplastia.

Para la artroplastia del hombro, el cirujano hará una incisión (corte) por encima de la articulación del hombro para abrir el área. Luego, el cirujano:

Extraerá la cabeza o epífisis del hueso de la parte superior del brazo (húmero).

Fijará con cemento la nueva cabeza y vástago de metal en el lugar.

Aplanará la superficie de la cavidad y fijará con cemento la nueva cubierta en el lugar.

Cerrará la incisión con grapas o suturas.

Pondrá un apósito (vendaje) sobre la herida.

El cirujano puede poner un drenaje en esta área para sacar el líquido que puede acumularse en la articulación. El drenaje se quitará cuando ya no se necesite.

Esta cirugía por lo regular dura de 1 a 3 horas.

Por qué se realiza el procedimiento

La artroplastia del hombro por lo regular se hace cuando la articulación tiene dolor intenso en el área del hombro, lo cual limita su capacidad para mover el brazo. Las causas del dolor en el hombro abarcan:

Osteoartritis

Resultado deficiente de una cirugía anterior del hombro

Artritis reumatoidea

Fractura grave en el brazo cerca del hombro

Tejidos muy dañados o desgarrados en el hombro

Tumor en el hombro o a su alrededor

El médico puede recomendar esta cirugía si usted tiene:

Antecedentes de infección, la cual se puede propagar a la articulación que se reemplaza

Disfunción mental grave

Piel malsana alrededor del área del hombro

Músculos muy débiles (manguito de los rotadores) alrededor del hombro que no se pueden fijar durante una cirugía

Riesgos

Los riesgos de cualquier anestesia son:

Reacciones alérgicas a los medicamentos

Problemas respiratorios

Los riesgos de cualquier cirugía son:

Sangrado

Coágulo de sangre

Infección

Los riesgos de la artroplastia del hombro son:

Daño a vasos sanguíneos durante la cirugía

Fractura del hueso durante la cirugía

Daño a nervios durante la cirugía

Dislocación de la articulación artificial

Aflojamiento del implante con el tiempo

Antes del procedimiento

Coméntele siempre al médico o a la enfermera qué fármacos está tomando, incluso medicamentos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

Durante las dos semanas antes de la cirugía:

Le pueden solicitar que deje de tomar fármacos que dificultan la coagulación de la sangre. Ellos abarcan ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil y Motrin), naproxeno (como Aleve y Naprosyn) y otros fármacos similares.

Pregúntele al médico qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.

Si tiene diabetes, cardiopatía u otras afecciones médicas, el cirujano le pedirá que acuda donde un médico que le trata estas enfermedades.

Coméntele al médico si usted ha estado bebiendo mucho alcohol, más de 1 ó 2 tragos al día.

Si fuma, trate de dejar el hábito. Pídale ayuda al médico. El hecho de fumar puede retardar la consolidación de huesos y cicatrización de heridas.

Siempre hágale saber al médico si tiene un resfriado, gripe, fiebre, brote de herpes o cualquiera otra enfermedad que usted pueda tener antes de la cirugía.

En el día de la cirugía:

Se le solicitará no beber ni comer nada durante 6 a 12 horas antes del procedimiento.

Tome los fármacos que el médico le recomendó con un pequeño sorbo de agua.

El médico o la enfermera le dirán a qué hora debe llegar al hospital.

Después del procedimiento

Usted puede permanecer en el hospital durante 1 a 3 días después de la cirugía. Mientras esté allí, puede recibir fisioterapia para ayudar a impedir que los músculos alrededor del hombro se pongan rígidos. Antes de que usted se vaya para la casa, el fisioterapeuta le enseñará cómo mover su brazo alrededor usando el otro brazo (bueno).

Pronóstico

La cirugía de reemplazo del hombro alivia el dolor y la rigidez para la mayoría de las personas. Usted debe ser capaz de realizar la mayoría de sus actividades diarias normales sin mucho problema. Muchas personas pueden retornar a los deportes como el golf, la natación, la jardinería, el juego de bolos y otros.

La nueva articulación del hombro durará mucho más tiempo si se ejerce menos tensión sobre ella. Con el uso normal, la mayoría de los nuevos hombros de las personas duran al menos 10 años.

 

Fuente: www.nlm.nih.gov