Enfermedad de Osgood-Schlatter

La enfermedad de Osgood-Schlatter es una de las causas más comunes de dolor en la rodilla en deportistas jóvenes. Provoca hinchazón, dolor y dolor al tacto justo debajo de la rodilla, sobre el hueso de la espinilla (que también se llama tibia). La enfermedad de Osgood-Schlatter afecta comúnmente a los varones que están atravesando el estirón de crecimiento durante la adolescencia y la preadolescencia. Es posible que afecte una rodilla o las dos.

 

¿Cuál es la causa de la enfermedad de Osgood-Schlatter?

Los médicos piensan que la fuerza de los poderosos músculos de gran tamaño de la parte frontal del muslo (que se llaman cuádriceps) es lo que provoca la enfermedad de Osgood-Schlatter. El cuádriceps se une con los tendones rotulares, que atraviesan la rodilla para llegar a la tibia para conectar los músculos con la rodilla. Cuando el cuádriceps se contrae, los tendones rotulares pueden comenzar a alejarse de la tibia, lo que provoca dolor.

Las actividades para las que se necesita correr, saltar, o subir o bajar escaleras pueden hacer que el dolor sea peor. La enfermedad de Osgood-Schlatter es más común en los deportistas jóvenes que juegan al fútbol o al básquetbol, o que practican gimnasia y ballet.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Osgood-Schlatter?

Su médico le examinará y analizará sus síntomas. También es posible que su médico quiera que se tome una radiografía de la rodilla para asegurarse de que el dolor no sea provocado por otra causa.

¿Cómo se trata la enfermedad de Osgood-Schlatter?

Por lo general, la enfermedad de Osgood-Schlatter desaparece con el tiempo. Cuando su hijo deja de crecer, el dolor y la hinchazón deberían desaparecer debido a que los tendones rotulares se vuelven mucho más fuertes. La enfermedad de Osgood-Schlatter persiste pasada la edad de crecimiento solo en raras ocasiones.

Es posible que su médico quiera que reduzca la cantidad de tiempo que pasa haciendo deportes hasta que el dolor haya desaparecido durante 2 a 4 meses. Es posible que necesite evitar cualquier actividad que requiera sentadillas. También es posible que necesite correr a menor velocidad durante una cantidad de tiempo menor y que salte con menor frecuencia.

¿Qué otras medidas puede tomar el paciente para ayudar a aliviar el dolor?

Debe aplicarse hielo en el área que duele. El hielo puede ayudar a prevenir la hinchazón y a aliviar el dolor. Después de aplicar hielo, envuélva su rodilla con un vendaje elástico y mantenga la pierna de elevada.

Una ayuda memoria que podría ayudarlo a recordar estas cuatro medidas básicas de tratamiento es la palabra “RICE”:

R = Reposo. Descanse la rodilla de la actividad que provoca dolor.

I = Hielo (en inglés, “ice”). Aplique hielo en el área afectada durante 20 minutos, 3 veces al día.

C = Compresión. Comprima el área que duele con un vendaje elástico.

E = Elevación. Eleve la pierna.

Si estas medidas de tratamiento no dan resultado, es posible sugerir el uso de aparatos ortopédicos que reduzcan la tensión en los tendones rotulares y los cuádriceps. Usar analgésicos como el acetaminofén (una marca: Tylenol) o el ibuprofeno (algunas marcas: Advil, Motrin) podría ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón. Es posible que necesite usar muletas durante un tiempo para permitir una curación completa. Como última medida, es posible que el médico sugiera una cirugía.

¿Cuánto tiempo pasará hasta que mejore la rodilla?

Es posible que pasen varias semanas o meses antes de que el dolor desaparezca por completo. Cuando el dolor haya desaparecido por completo, podrá volver en forma lenta a su nivel de actividad anterior.

¿Qué puede hacerse para ayudar a evitar un nuevo caso de la enfermedad Osgood-Schlatter?

Es posible que su médico le recete ejercicios para hacer en el hogar o con un fisioterapeuta para fortalecer los cuádriceps y los tendones isquiotibiales. Mientras se recupera, debe aplicarse hielo en el área afectada después de hacer ejercicio para prevenir el dolor y la hinchazón.

En la mayoría de las personas, la enfermedad de Osgood-Schlatter desaparece por sí sola con un poco de reposo y tiempo. Si se ignora el dolor o si juega aunque le duela, la enfermedad podría empeorar y es posible que sea más difícil tratarla.

 

Fuente: www.familydoctor.com