Quiste de Baker: Líquido articular que se acumula detrás de la rodilla

Es una acumulación de líquido articular (líquido sinovial) que se forma detrás de la rodilla.

 

Causas, incidencia y factores de riesgo en niños y adultos

 

Un quiste de Baker se puede constituir por la conexión de una bolsa normal (un saco normal con líquido lubricante) con la articulación de la rodilla. Este tipo es más común en niños.

 

La afección también es originada por una hernia de la cápsula de la articulación de la rodilla en su parte posterior, lo cual es más común en adultos. Esto ocurre con una ruptura en el cartílago meniscal de la rodilla.

 

En las personas mayores, los quistes de Baker con frecuencia están asociados con artritis de la rodilla (lesión de las articulaciones).

 

Síntomas

 

Un quiste grande provoca algo de molestia o rigidez, pero generalmente no tiene ningún síntoma. Puede haber una hinchazón dolorosa o indolora detrás de la rodilla.

 

Se siente como un globo lleno de agua; ocasionalmente, el quiste se rompe y provoca dolor, inflamación y hematoma en la parte posterior de la rodilla y la pantorrilla.

 

·        Diferencia con coágulo de sangre

 

Es muy importante establecer la diferencia entre un quiste de Baker roto y un coágulo de sangre (trombosis venosa profunda), ya que ambos suscitan dolor, hinchazón y hematoma en la parte posterior de la rodilla y la pantorrilla. Un coágulo de sangre es peligroso y requiere atención médica inmediata.

 

Signos

 

Si la masa muestra cualquier signo anormal, como crecimiento rápido, dolor en las noches, dolor intenso o fiebre, se recomienda una evaluación médica más exhaustiva para descartar tumores no quísticos.

 

Las radiografías no muestran el quiste ni la ruptura de meniscos, aunque  revelan otras anomalías como la artritis.

 

Una resonancia magnética será útil para visualizar el quiste y  cualquier lesión de meniscos.

 

Tratamiento

 

Es frecuente que no se necesite ningún tratamiento y el médico puede observar el quiste con el tiempo. Si es doloroso, el tratamiento generalmente se encamina a corregir el problema subyacente, como artritis o ruptura de meniscos.

 

La extirpación del quiste puede realizarse cuando el tamano y la sintomatologia que produce la hacen necesario.

 

 

Expectativas

 

Este tipo de quiste no es dañino a largo plazo, si bien puede ser molesto y doloroso. Lo acostumbrado es que desaparezca solo; no obstante, la rapidez con la cual ocurre varía de una persona a otra.

 

La discapacidad a largo plazo sucede  muy poco, dado que la mayoría de los casos mejoran con el tiempo o con cirugía artroscópica (una  cámara de televisión conectada con el artroscopio muestra la imagen de la articulación, permitiendo que el cirujano vea dentro de la rodilla, los cartílagos o ligamentos, o debajo de la rótula. El cirujano determina la cantidad o el tipo de daño, y luego si es necesario reparar o corregir el problema)..

 

Complicaciones

 

Las complicaciones no son comunes. Llegan a incluir:

 

dolor e inflamación prolongados; complicaciones de lesiones asociadas, como las rupturas de meniscos.

 

Situaciones que requieren asistencia médica

 

La persona debe concertar una cita con el médico si se presenta una inflamación detrás de la rodilla que se torna grande o dolorosa. El dolor podría responder a una infección no asociada con este quiste.

 

Fuente: http://es.shvoong.com/medicine-and-health/epidemiology-public-health/1994171-quiste-baker-l%C3%ADquido-articular-que/#ixzz1l3mdqbuT