¿Te diagnosticaron Ruptura de Ligamento Cruzado Anterior? Conoce tus opciones de injerto

by demo on 26/08/2012

¿Te diagnosticaron Ruptura de Ligamento Cruzado Anterior? Conoce tus opciones de injerto.

 

El Ligamento Cruzado Anterior (LCA) es responsable de la mayor parte de la estabilidad de la rodilla, su lesión es frecuente entre deportistas recreacionales y de alta competencia y casi la totalidad de los casos amerita resolución quirúrgica.

El objetivo de la reconstrucción (cirugía) es devolver el funcionamiento normal de la rodilla y se realiza con técnicas mínimamente invasivas, artroscopia, que permiten  un procedimiento ambulatorio con molestias postoperatorias tolerables permitiendo iniciar un protocolo de rehabilitación inmediato.

Ahora bien, tú y tu médico tratante tienen varias opciones de “injerto” para sustituir el ligamento dañado:

 

1)    Autoinjerto, tejidos obtenidos de tu propio cuerpo, tendón patelar, semitendinoso y gracilis (pata de ganso), cuadricipital.

2)    Aloinjerto, tejido obtenido de banco de cadáveres.

3)    Artificial, material sintético (LARS), el cual no utilizamos y no recomendamos para ninguna de nuestras cirugías.

En lo que se refiere a autoinjerto, todas las opciones son excelentes y estadísticamente generan resultados similares, el entrenamiento y preferencia de tu cirujano generalmente determina cuál usar. Es nuestra primera elección el injerto de pata de ganso (semitendinoso y gracilis).

En líneas generales, no usamos aloinjertos (tendón de cadáver) para casos primarios, nunca operados, y lo preferimos para casos de revisión, es decir, situaciones donde el ligamento reconstruido falla o se rompe nuevamente. Aunque éstos tienen la ventaja de que eliminan molestias ocasionadas por extracción de tendones de tu cuerpo, pero la integración por parte del organismo se retrasa por lo que debe manejarse con más cuidado el nivel de exigencia durante la fisioterapia-rehabilitación y se posterga a su vez la reincorporación a actividades deportivas.

Independientemente del tipo de autoinjerto seleccionado, retomar las actividades deportivas al nivel previo a la lesión toma de los seis a nueve meses y hasta el año en el caso de aloinjertos.

 

Dr David Maldonado

Cirugía Hombro, Cadera y Rodilla

Traumatólogo al día ®

Previous post:

Next post: